Introducción

La escultura y la pintura son espacios que Beatriz Castillo domina con una mezcla de fuerza y sentimiento.

Comenzó desde joven con el pincel pero no dudó en explorar con el barro y el metal.

Los cuatro años que estudió Escultura nunca la hicieron olvidar sus encuentros con el óleo, las tintas y la acuarela, lograron así una combinación muy rica en colores, formas y texturas.

Tal vez su pasión por crear y transmitir, nunca copiar, la proyectan en obras que no por ser abstractas se convierten en mensajes certeros para el observador y el crítico.

Encuentros con los problemas sociales, las manifestaciones más impactantes de la naturaleza y el nudo de sentimientos que guían al hombre la llevan a plasmar con fuerza su visión y el mundo.

Parque escultórico

English