• Sueños de metal


    Trabajar con el metal es una experiencia única.

    A diferencia del barro, la madera y las fibras el contacto con el metal tiene que ser impactante.

    Por eso en mis proyectos no hay filigrana sino grandes sueños que intento realizar con piezas grandes, pesadas... voluminosas.

    No busco la perfección del acabado sino en el impacto visual que causará una apuesta a volar por el mundo de lo artístico pero también de lo humano.

    Y ahí tienen que combinarse lo terso con lo áspero, lo filoso con la redondez.

    Entusiasmada con lo que he disfrutado de Eduardo Chillida, y en busca ahora de la obra de De Oteyza una de mis pasiones es convertir el metal en mensajes escultóricos.

English